Los grandes cambios: del fordismo al toyotismo


En términos generales la evolución de la industria automotriz tiene dos grandes momentos que se pueden considerar parte aguas en su historia.


Primero, a principios del siglo pasado la empresa Ford revolucionó la manufactura de vehículos con la utilización de la banda movible o línea de montaje. Con esta innovación, Ford no sólo inició los procesos de fabricación masiva de productos estandarizados, dejando atrás la fabricación artesanal, sino que incrementó en mucho los volúmenes de producción y redujo los costos
unitarios de producción. Este sistema de producción sirvió de base para el fordismo, cuyas características principales son las siguientes:


a) En el proceso de producción. Cadena de montaje; producción en masa de bienes homogéneos y estandarizados; stock e inventarios que amortigüen las variaciones de la demanda. La calidad se controla ex post; es decir, los desperfectos y errores se detectan después, y se reducen costos por el control de los salarios y mediante economías de escala e insumos baratos, principalmente el petróleo como factor energético clave.


b) En el trabajo. Una sola tarea por obrero; pago por rendimiento; alto grado de especialización; ninguna o escasa formación en la tarea, y no se adquiere experiencia; fuerza de trabajo no calificada; énfasis en una aminorada responsabilidad del obrero; no existe seguridad en el empleo; fuerte división del trabajo y clara separación entre las labores de ejecución y concepción en el interior de la empresa (organización industrial vertical).


c) En el Estado, regulación; rigidez; negociación colectiva; centralización; intervención indirecta en los mercados con políticas de ingresos y precios; las empresas financian la investigación y el desarrollo y la industria impulsa la innovación.

#GrupoPlatinum Brindamos soluciones integrales para tu flota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.