A los cambios que se están produciendo en el sector de la fabricación de automóviles debido a los rápidos avances tecnológicos hay que sumar la digitalización, que revolucionará toda la cadena de suministro del sector automotriz.


La interconexión de las cadenas de suministro permite mejorar la gestión integral de los procesos de producción y reducir los costos y los plazos de entrega al incrementar la transparencia a lo largo de toda la cadena mediante la integración de sistemas asociados y de datos y análisis avanzados, así como al aumentar la eficiencia de los procesos de la cadena de valor, desde la fase de diseño hasta las fases de fabricación y distribución.


La digitalización ofrece un amplio potencial en la esfera del mantenimiento predictivo de los vehículos, lo que también está alterando la cadena de valor de la industria automotriz. Los sistemas de diagnóstico a bordo, que incorporan componentes «inteligentes» y redes de conectividad ubicua, alertan de inmediato a los conductores cuando hay un problema.

El análisis continuo de los datos permite disponer de un sistema de mantenimiento preventivo que minimiza la incidencia de averías graves de los vehículos, aumenta la seguridad de los conductores y reduce la frecuencia de las retiradas de vehículos del mercado por defectos y la gravedad de éstos.

Los diagnósticos remotos de vehículos podrían generar 60 000 millones de dólares de los Estados Unidos de beneficios adicionales para los fabricantes de equipos originales, los proveedores y los suministradores de servicios telemáticos. Sin embargo, los concesionarios y los centros de servicios independientes podrían perder 44 000 millones de dólares.


Las tecnologías digitales también están transformando la venta de automóviles y redefiniendo la forma en que interactúan los fabricantes de equipos originales, los consumidores y los concesionarios de vehículos. Actualmente, los consumidores pueden acceder a una cantidad ingente de información interactiva en línea y los locales de exposición de automóviles se están convirtiendo en mercados digitales con capacidades de realidad virtual.

En el contexto del comercio minorista en línea es mucho más fácil que el fabricante pueda tratar directamente con el consumidor en las operaciones de venta de vehículos o de piezas de repuesto. Por consiguiente, el modelo comercial de la industria automotriz está evolucionando rápidamente, y factores como la conducción automatizada y la movilidad compartida podrían dar lugar a cambios aún más drásticos de este modelo en el futuro.

#GrupoPlatinum Brindamos soluciones integrales para tu flota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.